Escribe: Edgardo Blangetti (Secretario General SADOP V María)

La vida humana, sin querer y por obligación, se desplazó velozmente a la vida de lo propio y privado. Hoy podemos decir que sin pensarlo ese futuro llegó, se hizo presente entre nosotros.

Un mismo espacio, un mismo lugar, un mismo tiempo virtualizado y viralizado que diluye identidad, desgasta, enferma y llena de agotamiento.

Todo esto le  está  pasando a nuestros docentes, están trabajando mayor cantidad de horas a la que corresponde a sus cargos, lamentablemente al no haber una legislación clara para este nuevo tipo de trabajo, va haciendo que sea un trabajo esclavo, los docentes comparten durante la jornada actividades de docentes, ama de casa, ayudan a sus hijos con las tareas escolares, comparten clases virtuales con sus alumnos, atienden llamadas de padres, corrigen, planifican, se reúnen con sus compañeras de área, reciben presiones de los directivos, patronales y además pierden toda su intimidad.

El docente está pagando de su bolsillo Internet y electricidad, todo eso lo tendría que proveer la patronal, según Ley 20744 (Art. 76).

Todo esto los lleva a terminar la jornada con un mayor agotamiento, estrés, dolores estomacales y dolores de cabeza.

Según encuestas realizadas por el sindicato se obtuvieron cifras preocupantes: el 77% sufren problemas digestivos, 85% con dolores de cabeza o migraña, el 35% termina más agotado que antes, el 88% de las y los docentes empezaron a tener problemas de tensión, molestias e irritabilidad, EL 90% empezó a sufrir dolores musculares y contracturas.

Podríamos seguir agregando datos de esas encuestas realizadas a 8000 docentes de todo el país.

A todo esto, le sumamos los magros sueldos que reciben. En nuestra provincia una gran proporción de docentes están bajo la línea de pobreza,  además del poco reconocimiento por parte de los padres y le sumamos que varios establecimientos de educación privada no les abonaron la totalidad del salario de estos últimos meses.

Con todo este panorama creemos que para la reanudación de las clases, sin fecha todavía, tendremos a nuestros docentes con su salud bastante deteriorada. Es por eso que Sadop viene denunciando en la paritaria nacional y las Cámaras Patronales de los colegios privados, estos hechos: la no percepción del salario en tiempo y forma; el aumento de la carga global de trabajo a consecuencia del COVID 19; la destrucción de la jornada docente; la falta de información a la ART de los nuevos domicilios laborales y la falta de material e insumos para el desarrollo de la tarea docente  por parte del estado de esta modalidad de presentación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here