Otros modos de educación en tiempos del Covid 19. Pionera en Educación a Distancia a nivel nacional, la Universidad Católica de Salta se convierte en un reflejo cuando la pandemia impide la asistencia a clases.

La licenciada Soledad Barbero, presidenta de la Sociedad Educativa Argentina (SEA), que alberga la UCASAL en Villa María, habla del desafío de enseñar a través de la pantalla

¿A qué se debió que UCASAL busca anticiparse a los cambios que generan los avances tecnológicos?

“Siempre quisimos un profesional innovador. Y eso requiere de una institución formadora que sea tan moderna como eficiente”.

¿Cómo es estudiar en UCASAL en tiempo de cuarentena?

“De cara a estos tiempos, UCASAL adoptó medidas tecnológicas contundentes para que se continúen dictando las distintas cátedras. Esto se hace desde una plataforma educativa que garantiza a los alumnos la continuidad de las clases y la calidad en el cursado de sus carreras. De este modo, se mantiene a los estudiantes a resguardo en sus hogares”.

¿Qué puede decir sobre las consultas?

“Que las tutorías presenciales mudaron al sistema virtual, los docentes de la sede cambiaron sus prácticas y todos se adecuaron a la plataforma e-learning, proponiéndoles a los alumnos una nueva manera de aprender y evaluar esos aprendizajes, con transparencia y exigencia académica”.

¿Difiere un título de educación a distancia de otro presencial?

“Para nada. Todas las carreras de UCASAL están avaladas por el Ministerio de Educación de la Nación y tienen, por lo tanto, validez nacional. O sea que un título a distancia es exactamente igual al de la modalidad presencial”.

¿Cómo definiría la finalidad primera y última de UCASAL?

“Nuestro compromiso sigue siendo la inclusión y la democratización de la educación en nuestra provincia, ciudad y región. Y por cierto, en cada lugar del país donde se encuentre la Sociedad Educativa Argentina y el Grupo GESTA. Ahí estaremos, ayudando a sus habitantes a estudiar y a construir el futuro”.

¿Creé que el sistema educativo argentino debería migrar luego de la experiencia de esta pandemia, acaso hacia una dualidad de escenarios de aprendizaje o mix entre lo virtual (pantallas varias) y el aula?

“Pienso que después de la pandemia, el sistema educativo no va a volver atrás. Como tampoco volverán los pasos que ya se dieron hacia adelante; en dirección a estas nuevas formas de educación, transmisión y evaluación de lo aprehendido. Además, los docentes de todos los niveles empezaron lentamente a mutar. Y hoy tenemos la experiencia de los chicos que, además de asistir a las clases, pueden ver videos en Internet o buscar material On line. En el primario y el secundario, los padres tenemos acceso a las plataformas con las notas de nuestros hijos y eso nos permite interactuar con las instituciones como nunca antes. Eso también va a seguir. Hoy ha cambiado la comunicación en todos los ámbitos. Y ese mix entre aula y “pantalla” que vos decís, va potenciar y fortalecer el aprendizaje de los alumnos. La velocidad de estos cambios tendrá que ver con los ritmos de cada institución. Pero el nuevo paradigma es inevitable. Pienso que esta será una oportunidad única de ir más allá, para que cada estudiante construya de una manera inédita su propio conocimiento con herramientas nuevas, con nuevos contenidos y nuevas miradas. Es muy rico todo lo que se viene”.

¿Cuál debe ser el rol del docente y del alumno si estos cambios se profundizan?

“El rol del docente siempre será el mismo: guiar y acompañar al alumno hacia un conocimiento verdadero. Pero sin dudas habrá una nueva manera de ser docente. Y eso se va a materializar en una nueva relación con el alumno. La figura del docente es irreemplazable, pero este nuevo docente va a estar fortalecido por una nueva relación, dando de sí algo nuevo; algo que él irá descubriendo. El docente ha encontrado, a través de la tecnología, un gusto por una forma nueva de vincularse con el alumno. Y eso, lejos de ir en detrimento de la educación clásica, la fortalecerá. Como decía Noam Chomski: Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas. El aula se ha abierto más allá de sus límites físicos. Y ya no se volverá a cerrar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here