Exámenes virtuales: un camino al egreso y a otras posibilidades

0
165

Las mesas de exámenes van dando lugar a nuevos egresados en el Nivel Medio. Una de las instituciones que está a la vanguardia parece serlo el Cenma 96, que ya ha dado lugar a cinco egresados en la Modalidad Semipresencial y se espera que próximamente sean más.

La pandemia ha introducido innumerables cambios dentro del sistema educativo, uno de ellos es la posibilidad de rendir exámenes virtuales y no son pocos los jóvenes que están aprovechando esta alternativa para regularizar su situación académica.

Las mesas de exámenes están casi de manera permanente, por momentos para unos cursos y en otras ocasiones para otros.

En esta institución, las mesas se extenderán durante todo noviembre y las posibilidades de egreso para los estudiantes son aún mayores.

Una oportunidad inclusiva

María Victoria Gómez, estudiante de 29 años de edad y flamante egresada del Cenma Nº 96, dialogó con Villa María Educativa, permitiendo conocer su experiencia y la significatividad que para ella tuvo recibirse en estos tiempos y desde la mencionada institución.

La posibilidad de seguir estudiando se vio quebrantada cuando cursaba el 5º año del secundario. Corría el año 2008 cuando María Victoria quedaba embarazada y decidió por motivos personales no continuar los estudios.

Abandonada la escuela, su historia puede ser parecida a la de muchos jóvenes que, por este u otro motivo, quedan fuera del sistema educativo; un sistema que tiene sus grietas y que por diversos motivos pierde todos los años, principalmente en Media, una cantidad importante de estudiantes.

Instituciones educativas para jóvenes y adultos vienen a ofrecer una alternativa para que estos sectores retomen sus estudios.

Así lo entendió María Victoria quien afirmó que decidió estudiar en el Cenma 96, bajo la modalidad semipresencial, “porque en ese momento trabajaba en un servicio gastronómico, soy madre de tres hijos y no contaba con los tiempos para asistir diariamente a una escuela”.

Recién recibida no duda en afirmar: “estudiar en el Cenma fue el salva vidas que me llevó a completar mis estudios, ya que te ofrecen allí la posibilidad de realizar los trabajos en tu casa y siempre están del otro lado, así no sea el día de consulta, para poder aclarar dudas. La escuela siempre está presente acompañando estudiantes”.

Actualmente, ella trabaja en una Agencia de Quiniela y proyecta a futuro, sin olvidar lo logrado.

“El  Cema me permitió alcanzar mis metas y lograr superarme personalmente, culminar mis estudios era una materia pendiente. Ahora  mi objetivo es continuar estudiando una carrera: Licenciatura en Enfermería; ya estoy realizando virtualmente el curso de ingreso”.

Virtualidad, el camino menos pensado

La virtualidad ofrece a quienes cuentan con los recursos para hacerlo la posibilidad de rendir sus exámenes. Cuando esta modalidad evaluativa comenzaba, en algunas instituciones y niveles educativos la oposición a estos exámenes era importante y considerable. Claro que la realidad de cada institución tiene sus particularidades y para los estudiantes del Cenma esa alternativa era y es sumamente válida y significativa.

Distintos jóvenes y adultos han pasado por esta experiencia, algunos ya se han recibido y otros están camino a hacerlo, tanto en la modalidad semipresencial como en la presencial, y ven así la posibilidad de poner cierre a una etapa que por diversos factores se vio truncada.

“Rendir en forma virtual fue una experiencia nueva e inesperada, con todos los miedos que eso implica, pero a medida que fui rindiendo las materias me fui acostumbrando a la nueva modalidad”.

Claro que nada es como la sensación de rendir la última asignatura, de saber que se entró al aula virtual como estudiante y se sale como egresada, que en cuestión de minutos estás en el lugar que esperaste, que anhelaste y por el que entregaste todo tu esfuerzo. Más diferente es aún, si quienes te esperan del otro lado para rendir tu última materia es un grupo humano que sabe, entiende y comprende tus necesidades.

“Cuando rendí el examen final fue muy emocionante. A pesar de no poder hacerlo presencialmente se encargaron de que estuvieran todos… mis profesoras, Coordinadora, la Directora y mi familia, a modo de sorpresa. Fue un momento maravilloso!”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here