Escribe: Lic. Patricia Accastello (Inspectora Técnica Zona 3210)

Corría el mes de junio de 2003 en la ciudad de Villa María cuando un equipo de comunicadores presentaba en sociedad la primer publicación de CÁTEDRA LIBRE, que a través del título de tapa “Malabares”, hacía alusión a la responsabilidad del reciente presidente electo Néstor Kirchner, de sostener -a la vez- problemáticas sociales que acontecían en aquel momento en Argentina, tales como justicia, trabajo, pobreza, deuda y educación y que lamentablemente vuelven a estar presentes en la agenda política actual, dando cuenta de etapas cíclicas recurrentes en la historia de nuestro país.

En aquella oportunidad la intervención del primer mandatario, acompañado de su ministro de educación, Lic. Daniel Filmus, en un reclamo salarial de los docentes de la provincia de Entre Ríos, permitió el levantamiento de la medida de fuerza y el inicio de las clases.

Este breve relato da cuenta del entramado de variables que interactúan e impactan en las trayectorias escolares de los estudiantes: la situación socio-económica y cultural del contexto, las políticas públicas que se priorizan o se postergan, los intereses y necesidades de los trabajadores de la educación y el interés supremo del niño de recibir educación como un derecho humano ineludible.

A lo largo de los últimos dieciséis años y a través de sus 150 ediciones ininterrumpidas, CÁTEDRA LIBRE ha acercado a la sociedad en general y a las instituciones educativas en particular, temas relevantes asociados a una dimensión macro de la sociedad (derechos humanos, desigualdad y diversidad, pobreza y vulnerabilidad, valores ) como otros temas más específicos (presupuesto educativo, mejora salarial, formación docente, estrés docente, doble jornada, unidad pedagógica, acoso escolar, embarazo adolescente, TIC como nuevos soportes), que ponen en evidencia que no puede pensarse a la escuela y a los aprendizajes de los estudiantes, desvinculados de las condiciones en que tiene lugar su escolarización.

En la provincia de Córdoba la inclusión de los alumnos al sistema educativo y la calidad de los aprendizajes de todos los niños y las niñas, se ha constituido en asunto prioritario de las políticas de infancia en general, “la educación como derecho humano ineludible”, y de la política pública educativa en particular, a través de líneas de acción que promuevan la confianza en que todos pueden aprender y la responsabilidad de los docentes para que aprendan lo que tienen que aprender en los plazos establecidos.

En el año 2008, el Ministro de Educación de la provincia, Prof. Walter Grahovac, reclamaba a la escuela que debía debatirse a sí misma. En este sentido, desde una marcada identidad regional y con una clara intención de construir una sociedad más justa, CÁTEDRA LIBRE acompañó la agenda de la política pública y colaboró en la problematización de la realidad educativa a través de propuestas y/o interrogantes como “Repensar la escuela” (Edición 15); “Educación Sexual: ¿ Para qué?” (Edición 29); “Cómo recuperar la escuela pública” (en la edición 49), “Educar desde el lugar del otro” (edición 112); “La escuela no es violenta, somos violentos” (Edición 120), anticipándose y poniendo sobre el tapete, temas a debatir en LA ESCUELA para contribuir a la formación de un ciudadano pleno conviviendo en un mundo que, por plural y diverso, no derive en una sociedad desigual e injusta.

La DGEP ha venido priorizando en los últimos años seis líneas de acción que refieren a la continuidad y sostenimiento de decisiones políticas educativas en el territorio cordobés para garantizar calidad educativa para todos y todas, y que ponen el acento en la ARTICULACIÓN: entre los distintos niveles del sistema educativo y a la vez, al interior de cada institución escolar: la Unidad Pedagógica vinculada con el Nivel Inicial, el fortalecimiento de la enseñanza en el segundo ciclo y la evaluación integral del estudiante (desde un trabajo colaborativo entre docentes de una escuela de seis /ocho horas como puente para el nivel secundario), la articulación inter ciclo (a partir de acuerdos didácticos institucionales y comunes en torno a aprendizajes y contenidos fundamentales y a enfoques de enseñanza ), la educación rural y la convivencia escolar.

Por su parte, el equipo de supervisores zonales que conformamos la Tercera Región Escolar, liderada por el Sub Inspector General, Lic. Nilver R. Padilla, a través de proyectos concretos y desde un trabajo colaborativo y/o en red con otras instituciones y sin desconocer la influencia de las variables del espacio social macro que atraviesan a todo Proyecto Educativo, hemos priorizado la atención de variables que están en el espacio micro de la escuela (las prácticas de enseñanza, la gestión directiva, la organización escolar, el clima institucional, la formación docente ), como acción concreta y tangible de lo que podemos hacer para recuperar la escuela pública como espacio de privilegio de encuentro de lo diverso, para garantizar igualdad de oportunidades desde el desarrollo de capacidades fundamentales y la apropiación de herramientas que le faciliten la continuidad de sus trayectorias escolares y una inclusión social plena.

Por último, al equipo de CÁTEDRA LIBRE, agradecer y felicitar por su contribución al debate profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here