No es lo mismo escribir un protocolo que llevarlo a la práctica, aunque sea lo más económico para las escuelas: con distanciamiento, basta. Pero cómo cumplirlo frente a niños que saltan y juegan constantemente en Inicial y los primeros años de la Primaria.

El infectólogo Darío Quinodoz sostiene distintas aristas que nos hacen comprender la difícil situación de transitar el regreso a las aulas. “La escuela es una de las área de mayor riesgo” de propalación, afirma. Su experiencia como docente “virtual” de Infectología en Medicina (UNVM).

Teniendo en cuenta lo que se ha escuchado hasta ahora ¿Cómo debería ser, a su criterio, un escenario escolar a la hora de volver a la escuela?

“La verdad que se hace difícil pensarlo… Pasa lo mismo que con otros sectores, a la hora de armar protocolos…, una cosa es armarlo en papel y otra cosa es llevarlos a la práctica. Acá, también, hay que tener en cuenta algunos condicionantes físicos, de instalaciones de las escuelas, tamaños de las aulas, y el otro condicionante es la cantidad de alumnos.

Muchos países que han vuelto (a las aulas) o están volviendo, están realizando una modalidad mixta, separando los cursos y haciendo un intercalado entre presencial y virtual. Una semana asisten, la otra no…

En principio, la lógica sanitaria es la misma que conocemos, no hay otra: distanciamiento, si no podés, el uso adecuado del barbijo o tapaboca, y la higiene de superficie. Y acá está el tema: esto es muy difícil de ejecutarse en un ámbito escolar. Tapabocas: hoy por hoy, hay una gran parte de la población que no lo usa aunque, acá, lo más importante es el distanciamiento y a la gente le cuesta… Es un cambio brusco de paradigma: nosotros estamos acostumbrados a estar cerca, a tener contactos físicos, abrazo, beso…

Los adolescentes son más proclives a adaptarse más fácilmente a los cambios, por ahí lo pueden entender, el tema son los niños; ahí es muy difícil deberán adaptarse muchísimo más: las aulas tendrán que tener la mitad de los alumnos…

Lo que es escuelas, está dentro de las actividades cotidianas de más alto riesgo: espacio cerrado donde se pasa gran cantidad de tiempo”.

Y más aún en Inicial y Primario…

“Claro…, los niños tienden a correr, saltar, abrazarse… Es un escenario muy complicado de pensar en el cómo (volver).

El tema del distanciamiento es una medida muy barata, muy económica, muy fácil de enunciar pero muy difícil de aplicar. Se está hablando de un distanciamiento de dos metros, no son de 50 centímetros. Las escuelas van a tener que poner a alguien a cumplir ese rol porque si no ese escenario se torna bastante complicado”.

¿La vuelta a clase, de acuerdo a su visión de epidemiólogo, es necesaria a esta altura de la curva?

“Depende del área del país, y de acuerdo a la cuestión epidemiológica, si vos me decís hoy (23 de junio) en esta región…, yo te diría hoy, un reiniciar y ver. Esa vuelta (en agosto, los docentes) como se anunciaría, no lo sé…, hay que ver. Aunque nosotros no lo tengamos (al virus) en Córdoba, hay intercambios permanentes con otros sitios del país, entonces digamos que hay que ir viendo y tomar decisiones en ese sentido.

El problema con los chicos es que se enferman muy poco, los síntomas son banales pero tienen contactos con los padres, con los abuelos…

… y en la escuela con docentes, directivos y maestranza…

… exacto. Para volver, es muy difícil saberlo cuándo es el momento. Lo único que digo que no sea una medida sólo política, sino también hay que analizar si desde el punto de vista pedagógico tiene algún sentido…, abrirlas si desde el punto de vista pedagógico, psicológico, social… amerita hacerlo. Si estamos poniendo en riesgo la formación del alumno, arriesgamos, apechugamos y vamos… De lo contrario, volvemos todos en febrero y nos protegimos todos. Esto es una pandemia, es esto lo que hay que comprender”.

¿Cómo docente universitario que también es, cómo transcurre sus horas desde la virtualidad?

“Esta es otra arista del tema. El cambio de lo presencial a lo virtual. No estábamos preparados para eso, y como docentes, debimos aprender a manejarnos en esto en todo sentido: los horarios, te envían cosas como si vos estuvieras todo el tiempo para eso, te invaden los alumnos, los directivos, y todos envían cosas… Estoy convencido que en la pos pandemia se replantearan muchas cosas en las áreas educativas y vamos a ir hacia la “nueva normalidad” educativa y habrá que aggiornarse a eso. Es todo muy complejo. Creo que la decisión de volver, o no, debe estar basado en lo que le pasa al niño, al alumno; ahí debe analizarse, y no sólo sanitario; más aún nosotros (en Villa María) donde hay zona blanca. En la mesa debe estar el tema del niño sobre cómo impacta el aprendizaje de una u otra forma”.

¿Esa virtualidad, desde su punto de vista que también fue alumno universitario y hoy es docente, que le produce a un alumno universitario?

“Los primeros años, casi siempre, son de materias teóricas. El tema está en aquellos que deben cumplir prácticas. Es decir, algo se detuvo pero parece que todo siguió. Es eso, donde creo que a los chicos (alumnos) les genera mucho más ansiedad frente a ese nuevo escenario. En definitiva, es encontrar un encaje entre la virtualidad y todo lo que se fue haciendo, para que ese alumno no se salteé nada de ese proceso de aprendizaje hoy… Como que las materias siguen adelante… Soy docente de Infectología (UNVM), y observo que las clases teóricas las puedo dar perfecto, por Zoom, acomodamos los horarios, te podes tomar un mate, el tema es el contacto con el paciente, ir al Hospital, venir a clínica, sentarte a hablar con personas y pacientes…, entonces bueno: si yo le doy lo teórico, y después los tengo que evaluar, y no vieron a los pacientes (lo práctico) ahí se produce un cierto desacople en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Lo positivo de toda esta pandemia, en relación a las herramientas que se han incorporado, es que ha obligado, casi autoritariamente, a usarlo o usarlo; me obliga a hacerlo, y se acortó un tiempo que nos iba a llevar 10 años discutiendo si se incorporaba o no… Lo negativo es esto…, no todo puede darse para cumplir el proceso de enseñanza-aprendizaje”.

Turismo (Nación), junto a las cámaras del sector en el sur del país, entre ellas la de Bariloche, hablan sobre que los viajes de estudio volverían más tardar en octubre. En pandemia, puede resultar banal, pero para los alumnos es un eslabón importante. ¿Es peligroso desde el punto de vista de la posible expansión del virus?

“Yo no pensaría en un viaje de egresados. Directamente, si la decisión fuese mía, diría que no, ni lo consideraría…

Las flotas de colectivos se estarían adecuando para tener el 50% de ocupación de butacas, pero en destino la cosa cambia: hoteles, boliches y restaurantes que estarían abarrotados de adolescentes…

…allá tenés un boliche donde hay dos mil tipos por noche… Eso es muy difícil, inimaginable. Y tal como decía, lugares abarrotados de personas.

Fijate lo de (Novak) Djokovic, organiza un torneo, y hubo más de 15 infectados y, a la noche, hicieron “Bariloche”: bailes, copas, fiesta… ¿Y qué dijo? Bueno ya no había casos… El concepto de pandemia, insisto, no se entiende.

Para mí, honestamente, Bariloche por este año, lo cerraría para este tipo de viajes. Hablaría con los chicos y les explicaría: “Este año no va haber Bariloche”. Si tenemos suerte, el año que viene lo analizamos. Hoy estar pensando en Bariloche es una cuestión compleja, justamente en el relajamiento cuando comienza a haber casos y es mucho peor.

Nuestro punto de referencia, será ver y analizar lo que pase en Buenos Aires (AMBA y CABA), si allá se controla, vuelve hacia atrás, y avanza, es distinta la historia. Ese es un gran problema. ¿Sabés lo que significa volver a Fase 1? Es terrible, un retroceso terrible y muy complicado”.

Y ese goteo de personas que vivieron o pernoctaron allá, comienza a complicar a las provincias adonde vuelven esas personas…

“Claro. Ahí está el punto… No hay que relejarse, hay que prestar atención. Es allá donde se marca el pulso o si desmadra Córdoba Capital. Lo difícil de todo esto es tomar conciencia de que es un bicho peligroso”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here